Ophiocordyceps

Soy un oso polar andariego,
Que al despertar se da cuenta de que está
Sobre un iceberg a la deriva entre las olas
Y ningún rastro de tierra firme.

Soy una hormiga zombificada por un hongo,
Que pierde el control de su cuerpo
Y se posa sobre lo alto de una rama,
Esperando la piedad de la muerte.

Soy un anciano olvidado en un aeropuerto
De un país extraño que no conoce mi idioma,
Tiritando solo en una silla incómoda
A las tres de la madrugada. 

Soy la última vez que una madre abrazó a su hijo,
El último beso de una pareja
Antes de pelear para decidir separarse.
Soy una canción de una sola nota
Que un compositor estaba creando
Y murió apenas tocó el primer sonido. 

Soy un planeta expulsado que nunca volverá
A ser bañado por la luz de un sol.

E   s   t   o   y  .  .  . 

t                  a                    n     .     .     .


S                                   O                                     L                                 O              .
 
Para esta ilustración, mi amigo Mr. Trailerpark y yo homenajeamos dos cosas. Una es Blur, con uno de sus álbumes que más preferimos. La otra es una de mis series tailandesas favoritas. Algún día hablaré de ellas en más detalle. Aquí el Instagram de mi parcero, ya frecuente colaborador de este blog: https://www.instagram.com/mr.trailerpark/ .

Hangugeo

Quisiera saber y sentir en coreano,
Porque cada una de mis palabras sería de amor.
Al abrir la boca, solo saldrían formas sinuosas,
suaves al tacto como los pezones de un amante dormido
Y amaría cada hoja de hierba que pueda percibir.
Si supiera sentir y pensar en coreano
El agua jamás sería gélida,
Sino salpicaría al mundo como finas gotitas en la cara
En una tarde calurosa, con el sol en la frente
Y mi lengua acariciaría mi paladar como si lamiera
el más dulce y sensual de todos los culos.
En coreano jamás diría a una persona que aprecie
"adiós" como diciendo "hasta nunca"
Sino que siempre significaría
"cargo con una valiosa parte de ti a donde sea que voy".

Ojalá supiera amar en coreano. 
Tomé esta fotografía en el centro de Bogotá, cerca de la torre Colpatria, un día gris en el que esperaba por una amiga, que siempre llega tarde. Así que tenemos un trato, cada vez que llega tarde, debe llegar con comida.

Tripaliare

Estoy muy solo, sumergido en un mundo empresarial
En donde las personas actúan como si las compañías
Fueran su familia o les debieran fidelidad;
Al comprar algo, al trabajar para ellas
Y parece tan natural esta absurdidad
que hasta algunas personas construyen su identidad
en base a una o varias marcas
o en torno a la empresa para la que trabajan.

¿Qué putas?

A mi alrededor las personas
Afirman que quiero todo regalado en la vida
Y lo dicen como si yo fuera una clase de enfermo
Un parásito social que están en el deber de señalar.
Yo tan solo quiero un trabajo que me guste hacer,
Que levantarse no sea un lamento por la conciencia
De que me sentiré como una mierda todo el día,
En un sistema donde todos me repiten que soy libre
Pero mi libertad consiste en elegir hacer algo que odio y me corroe
o dejar de hacerlo y esperar a morir de hambre en la calle.
¡Vaya libertad de mierda!

¿Por qué la gente me señala o me critica
por no hacer mi trabajo como debería?
"Le estás robando a tu empresa" - me repiten hasta el cansancio
¡Y qué importa!
¡A la mierda esta y todas las empresas del mundo!
¡Al infierno con esa visión lameculos del mundo con las multinacionales!
Lo que yo "le robo" a mi empresa no es ni una décima parte
De todo lo que ellos me roban a mí a diario
Y que solo dejan de mí un despojo que preferiría amanecer muerto.

Si por las empresas fuera,
Me esclavizarían a mí y a toda mi familia de por vida
Y hasta nos pedirían un pago.
Aún así, la gente las ve
Como si les estuvieran dando donaciones con cada sueldo.
Las empresas se acostumbran a dar lo mínimo
Y cualquier gesto humano no parece ya lo básico
Sino un enorme regalo de nuestros encorbatados benefactores.
Gente a la que le importa un culo
Si me la paso en mi trabajo pensando 
En ahorcarme con los cables del teléfono
O mejor me lanzo de la terraza
Donde está la nueva cafetería de marca
Como "recompensa a una empresa para jóvenes
que son los nuevos líderes y saben lo que quieren".

Reverenda estupidez

Este país plagado de nuevos líderes
Que no dirigen a nadie,
Ni el cauce de sus propias vidas
Y que apenas tienen la oportunidad del poder
Les crean a sus subordinados un infierno.
Por creer que todos pueden ser líderes
Todos meten sus putas narices, señalando,
A miserables como yo,
Que preferiría pasar todo el día pensando en qué escribir
O quizá estar desenterrando fósiles en las estepas de Mongolia
O simplemente gritarle a todo el mundo:
"¡Sí, sí quiero todo gratis! ¿Qué tiene eso de malo?"
Quisiera no pasar mi vida preocupado por subsistir
Tan solo descubrir y hacer lo que realmente disfrute
E ir donde me lleve mi escritura,
Mi descubrimiento personal o mis pasiones
Y mofarme de todo el que crea que el arte
Debería ser solo para las clases privilegiadas...

Pero nadie me entiende con esto
Y solo me queda callarlo en un rincón de mi mente,
Como uno de mis más vergonzosos pensamientos.


Vista desde la ventana a la salida de mi trabajo. Cada día ver el atardecer por entre esas montañas me hacía pensar de todo lo bello que me perdía de admirar por estar frente a una pantalla, como se supone que debía.

Colección de haikus

Esta entrada es un poco diferente. Pondré una selección de varios haikus que he hecho a lo largo de diferentes meses, incluso años. No tienen un orden específico, así que los pueden leer como prefieran.

Estoy cansado
De sentirme tan paila.
Es medianoche.


Besar es una
Danza que va y viene
Como las olas.


Amapolas son
Tus mejillas rosadas
Cuando bebes ron.


El fin del mundo
Se escucha afuera mientras
Nos desnudamos.


El bebé gato
Que recogí en mi viaje
Te habría amado.


Baila y sonríe
Porque el concierto es breve
Y me iré pronto.


"Es la primera
Vez que veo unos ojos tan
Tristes"- me dijo.


Son avellana
Nuestros ojos y nuestros
Conos de helado.


La ceremonia
Se deshace ante tu
Atractivo olor.


Borracho bailas
Como un ángel de noche.
Te amo en secreto.


Me fundo sobre
el suelo cuando miras
a mi cámara. 


Queriendo escapar,
Deseo dejar todo
Menos tus ojos.

Mi corazón se parece a tus nalgas

Mi corazón se parece a tus nalgas;
Late al ritmo de la música que ama
Y se cierra ante el frío de la ausencia,
Oculto tras un velo de algodón.

Él ya está anhelando ver, cuando salgas,
La curva velluda por la que brama.
Cada vello es o deseo o violencia
Aflorando en mí al ver desde el balcón.

Cautivado, también mi pecho agita
Su ritmo, cuando se ve penetrado
Por la fuerte presencia de un cariño.

Aunque de suave tacto, no se quita
Mi seno al ser duramente azotado;
¡Amor intacto es un culo lampiño!
Nuevamente, esta es una colaboración con mi amigo Mr. Trailerpark. Gracias a él y a su ingenio por estas ilustraciones tan melas. Su perfil es https://www.instagram.com/mr.trailerpark/ para que aprecien más de sus dibujos.

Paralipofobia

Entro en pánico:
Tengo la vida por delante
Según todo el mundo,
Pero debo aprender a cargar
Con el peso de mis decisiones.
Los gritos en mi interior
Son ahogados por el horrible silencio
a las dos de la madrugada

Más tarde tengo que trabajar.
Tomé esta fotografía de afán porque estaba trepado sobre un enorme techo, mientras estaba en compañía de un amigo y ron barato.

El único ser inerte en la eclíptica

Hoy, tu frágil corazón está roto
Y sus trozos van narrando entre el caos
Sus miedos, su rabia y dolor ignoto.
Como la marea arrastra las naos,

Así navegan tu mar de emociones.
Trozos perdidos, náufragos cuentistas,
En la balanza pesan tus acciones,
Traumas, amores, odios y conquistas.

Osiris te oye y te ve con paciencia,
Anubis pone la pluma, callado
“Solo aquí suelto mis penas, es triste”

Al oírte eso, al dios le agrada tu esencia
“Hijo del otoño; aún fragmentado,
Amo tu corazón y lo que fuiste”.


Tomé esta fotografía en el cementerio de Chaparral, Tolima, en unas vacaciones en donde casi muero por culpa de un caracol.

Chicxulub

Tu respiración tranquila en la madrugada,
El paso del viento por entre la ventana,
Pequeñas luces posándose sobre tu cara
Y los ruidos ocasionales desde los callejones.

Te he extrañado tanto y no me he dado cuenta,
Tu ausencia es como un cráter tan inmenso
Que parece un valle extendiéndose
Hasta donde la vista alcanza,
Y creí que era normal.
Pensé que vivía
En un lugar completo
Y solo hasta que llegaste noté
Cuánto he querido cerca tus risas, 
Tus ojos oscuros y tu corazón colmado de luz,
Solo quisiera llorar al darme cuenta de que estás aquí.

Aquí conmigo...

Pero solo por esta noche.

Este poema fue ilustrado por mi gran amigo Mr. Trailerpark. Su perfil es el siguiente, para que vean más de su obra: https://www.instagram.com/mr.trailerpark/

Erosión

Soy una antigua estatua en una selva húmeda
Tu amor me rodea como una capa de musgo
Que permite dilucidar mi figura
Mientras, trepando sobre mí, me cobija.
Cosquillea por toda mi superficie,
Lame mis bordes y esquinas
Para finalmente echar raíces
Hasta lo más profundo de mi corazón.

Cuando finalmente ceda y la piedra quiebre
Y, abierto ante ti, mis materiales se revelen
¿Seguirá tu amor sujeto a mí con firmeza?


Tomé esta fotografía en el Cementerio Central en Bogotá, un día mientras caminaba sin rumbo junto a una amiga.